Abandona esposo y bebe con sindrome de Down

Abandona esposo y bebe con sindrome de Down. Para el neozelandés Sam Forrest y su esposa Ruzan Badalyan, enterarse de que su hijo recién nacido tenía síndrome de Down, fue algo devastador, especialmente para la madre del bebé quien no pudo soportar el hecho y a la semana de dar a luz le dio un ultimátum a su esposo: tenía dos opciones, dejar al bebé y permanecer juntos, o quedarse con el bebé y divorciarse.

Ruzan dio a luz en Armenia, lugar de residencia de la pareja y donde les dieron la noticia que su bebe tenia síndrome de Down. Samuel, originario de Auckland, Nueva Zelanda, cuenta que los médicos no le permitieron ver a su hijo, el medico que atendió a su esposa dijo que habría un serio problema con el bebé.

mujer abandona a esposo y bebe con sindrome de Down

Les dijo que su pequeño tenía una discapacidad. A pesar de la noticia, Samuel estaba feliz de ser padre por primera vez. Pero la mujer rechazo tocar a su hijo ya que en la cultura armenia un hijo con discapacidad trae “vergüenza” a la familia.

Pero Sam eligió quedarse con el bebé.

Cuando pudo ver a su Leo por primera vez, pensó que era hermoso y que era perfecto, así que decidió acompañarlo.

Sam desea regresar a Nueva Zelanda, donde espera el apoyo de su familia. Ahora ha creado una página en GoFundMe y ha logrado recaudar más de 175.000 euros, gracias al apoyo y de las personas que se sensibilizaron con su historia.
El objetivo de Sam es conseguir el suficiente dinero para un año y tener un trabajo de medio tiempo que le permita estar con su hijo y no tenga que estar en una guardería y poder cuidarlo.

Por otro lado, Ruzan asegura no haber abandonado a su hijo, sino que pensó que en Nueva Zelanda el niño tendría un mejor futuro, también niega haberle dado un ultimátum a su marido y que él desapareció del hospital con el niño diciéndole que volvía a Nueva Zelanda, también dice que el nunca le dijo para que críen al bebé juntos en ese país.

Tuvo que elegir entre luchar por él y que tuviera una vida en Armenia, país donde no hay muchas oportunidades para estos niños, o dejar que viva en un piais como  Nueva Zelanda, en donde tendría más oportunidades. Ella asegura haber intentado muchas ocasiones comunicarse con Samuel pero no lo ha logrado.

Samuel asegura que si en algún momento su mujer decide regresar, la perdonaría, pues aun la ama y espera que vuelvan a ser una familia. Asegura que siempre transmitirá buenos recuerdos de ella a su hijo. Espera que en el futuro haya alguna conexión entre madre e hijo.

No comments.

Leave a Reply