Click en el cuadrado de abajo para ver el video

Para poder ver el video tendrás que esperar 15 segundos después de hacer click en la parte de arriba.



































































































































Conducta suicida en la adolescencia

Adolescencia y conducta suicida

Según la OMS (Organización mundial de la Salud) uno de los grandes problemas que requiere de una urgente solución, es la conducta suicida, en especial aquella que se manifiesta durante la adolescencia. Hasta la fecha, la conducta suicida sigue planteando muchas interrogantes, aún queda mucho camino por recorrer en el desarrollo de este campo.

los últimos años re han realizado numerosas investigaciones que han demostrado la prevalencia de las conductas suicidas en edades tempranas aumenta con la edad, y que en los adolescentes más jóvenes varones y mujeres las tasas de tentativas de suicidio son similares, pero en la adolescencia tardía las mujeres presentan una frecuencia 3 veces mayor que en hombres. Sólo un 10% de los suicidios infantojuveniles ocurren antes de los 12 años. Las tasas de suicidio en los menores de 15 años son inferiores a las de la población general; pero de los 15 a los 19 años se igualan a las mismas.

Las tentativas de suicido también son infrecuentes antes de los 10 años, son frecuentes entre los 10 y los 15 años y elevadas entre los 15 y los 19 años.

La prevalencia de intentos de suicidio en adolescentes varones oscila entre el 1.3% y el 3.8%. Entre las chicas, las cifras oscilan entre el 1.5% de los 12 a los 14 años y un 10% en chicas adolescentes de mayor edad.

¿A qué se deben estas cifras? Entre las diversas razones que intentan explicar el aumento de actos suicidas en los adolescentes, habría que destacar 3 de ellas:

1. Las características psicológicas del adolescente de hoy: desinhibición, conductas agresivas y búsqueda del riesgo.

2. Las características de nuestro entorno sociocultural, y dentro de este, las relaciones que se establecen en el núcleo familiar.

3. El aumento de la morbilidad psiquiátrica en estas edades, especialmente: la depresión, el abuso de tóxicos, los trastornos de la alimentación y la organización límite de la personalidad.

Sin embargo, los conflictos familiares, los desengaños amorosos y los conflictos escolares son los más frecuentemente referidos por los pacientes. El abuso físico o psíquico, el rechazo por parte del grupo, antecedentes de malos tratos, y en general, los estresores vitales que acontecen en el medio familiar y las perdidas afectivas, son otros motivos desencadenantes de la tentativa suicida.

La conducta suicida pasa por cuatro fases:

1. Ideación suicida.

2. Amenazas.

3. Intentos (de muy leves a muy severos).

4. Suicidio consumado.

Igual de diferente es el método utilizado en cada fase. Entre los métodos más seguros y violentos para consumar el suicidio están la precipitación y el uso de armas de fuego; en las tentativas la ingesta de fármacos es la más frecuente entre los adolescentes. La intoxicación medicamentosa introduciría un elemento de ambigüedad en la conducta suicida ya que respeta la integridad corporal y conduce al sueño, lo que se podría deducir un latente deseo de ser salvado en el último momento y no morir, además de realizarse en el propio domicilio y a unas horas donde hay algún familiar en casa.

Cómo se va desarrollando el concepto de muerte, se explica de diferente manera según la orientación o el autor. Para la Psicoanálisis, por ejemplo, la idea de muerte se adquiere a medida que el niño se va desarrollando evolutivamente y con experiencias de muertes de próximos, es decir, no es un concepto dado. Del mismo modo el significado que se le otorga a la muerte puede ser diferente según el individuo y las circunstancias sociales y personales que le rodean: problemas conductuales, académicos o familiares, de dificultades interpersonales, pobreza en habilidades de afrontamiento ante los problemas de la vida cuotidiana… Una conducta suicida puede significar una petición de ayuda, una manifestación de frustración y una agresión hacia sí mismos y hacia los otros, intentando de este modo una búsqueda de comprensión, un intento de superar el afecto perdido, o la esperanza de una respuesta positiva por parte del entorno. De esta manera se querría mantener o restablecer una relación con los demás hasta entonces insuficiente y mal llevada.

En la infancia y la adolescencia, la conducta suicida se deriva de la interrelación de varios factores: vulnerabilidad biológica, rasgos psicológicos precoces, características de la familia, y en muchos casos, la presencia de psicopatología grave. Estos serían los principales factores de riesgo:

  • Biológicos: se podría hablar de la ―heredabilidad del suicidio, ya que se da entre un 1015% de tentativas suicidas o suicidio consumado entre los familiares de primer grado. También se ha visto una asociación evidente entre la actividad del eje hipotalámicohipofisiariosuprarrenal (HHS) y el riesgo de suicidio medido mediante la prueba de la supresión de la dexametasona. Se he demostrado que los intentos de suicidio son más frecuentes cuando los niveles de colesterol son bajos. También se ha observado que la disfunción en regulación de la neurotransmisión de serotonina es un factor de vulnerabilidad siendo más baja la actividad de la MAO de las plaquetas en adolescentes varones con antecedentes de intentos suicidas. Se ha constatado también que el nivel de rasgos de impulsividad y agresividad se relaciona significativamente con la tentativa suicida.
  • Psicológicos: los rasgos caracteriales o de personalidad previa más frecuentes en adolescentes suicidas son los siguientes: agresivos, sin amigos, apáticos, irritables, hipersensibles a las críticas, impulsivos, volubles, pasivos, poco comunicativos, perfeccionistas, inestables, con dificultades de contacto personal, de adaptación al medio, de control emocional, de tolerancia a la frustración, inmadurez y superficialidad afectiva, superemotividad ansiosa, con reacciones subdepresivas ante conflictos familiares y escolares, dependientes e inseguros.
  • Entorno familiar: factores predisponentes de gran importancia son la desorganización y disfunción del medio familiar y las carencias afectivas precoces. Se han encontrado causas diversas como por ejemplo, la existencia de una historia de separaciones y pérdidas repetidas, padres con habilidades de afrontamiento inadecuadas, con dificultad para organizar sus propias vidas y que no están al tanto de los problemas de los hijos o el sentimiento de no ser comprendido o de haber sido una decepción para los padres. También se habla de deprivación parental, agresividad de los padres, inversión de papeles parentales, mala relación conyugal, expectativas excesivas de los padres sobre los hijos, enfermedades mentales en familiares cercanos, ausencia del padre, trastornos de interacción familiar y aislamiento familiar. Con referencia a los padres, otros factores que influirían negativamente serían: edad joven de los padres, bajo nivel de escolaridad, bajos ingresos económicos y las famílias monoparentales (separación o divorcio), enfermedad mental en uno de los padres o fallecimiento de uno de los dos.

Comorbilidad psiquiátrica y tratamiento de la conducta suicida:

Las depresiones, esquizofrenia y trastornos de la personalidad son los trastornos más asociados al riesgo de suicidio en la adolescencia. En algunos casos, existen ciertos rasgos patológicos no bien definidos. Parece, eso sí, importante la patología psiquiátrica de la esfera afectiva (para ambos sexos), rasgos anómalos de personalidad, alteraciones conductuales y hábitos tóxicos en los jóvenes a la hora de hacer tentativas suicidas.

En general, la ideación suicida aumenta con la edad cronológica. Los adolescentes más jóvenes pueden presentar conducta suicida más en relación con problemas familiares, mientras que los adolescentes mayores son más propensos a presentar trastornos depresivos, conducta disocial y abuso de tóxicos. Un 25% pueden cumplir criterios diagnósticos de depresión mayor. Destacar que el suicidio es probablemente más común en jóvenes no tratados que en jóvenes que reciben cualquier tipo de tratamiento.

Indicios que pueden preceder a la tentativa: ánimo disfórico, síntomas de ansiedad, irritabilidad, trastornos del sueño, síntomas psicosomáticos, retraimiento social, disminución del rendimiento, pérdida de iniciativa y autoestima, actividad motriz disminuida o pérdida de seguridad en sí mismos y de la confianza básica, esto último les haría verse menos capaces de superar las decepciones y frustraciones de la vida cotidina.

En la intervención terapéutica de una conducta suicida adolescente se debe valorar: la existencia de patología subyacente; factores sociales y ambientales y núcleo familiar. En un servicio de Urgencias, la primera acción debe ser evitar el consumo del suicidio, proporcionando un medio donde el paciente se pueda expresar tranquilamente ofreciendo una escucha empática. Si se valora un riesgo alto, la opción sería un internamiento hospitalario de duración breve. De igual modo se debe intervenir sobre la familia preparándola para el primer encuentro después de la tentativa, evitando incrementar los sentimientos de culpa y realizando la entrevista de manera tolerante no emitiendo juicios de valor.

El paciente debería poder opinar sobre el tipo de intervención y tratamiento, e implicar a la familia. Cuando la unidad de Psiquiatría asume el caso, el tratamiento incluye actuaciones sobre la patología psiquiátrica de base, sobre el entorno social y sobre el entorno familiar.

Fuente: http://www.mailxmail.com/curso-depresion-infantil/conducta-suicida-adolescencia-1-3




Sobre el Autor


maco2Mac Perez Lopez
Gmail
@disca_online

VPS Hosting y desarrollo web, una buena opción de ingresos para discapacitados

VPS Hosting y desarrollo web, una buena opción de ingresos para discapacitados. En la actualidad, conseguir un empleo es muy complicado, en especial para las personas que viven con alguna discapacidad, publicidades de que las personas con discapacidad se integren al mundo laboral ha aumentado.
Una buena opción para comenzar a generar ingresos es el desarrollo web, ya que la persona puede desempeñar esta labor desde la comodidad de su hogar, pero lógicamente para ello primero deberá capacitarse, para esto realmente se necesitan algunos pocos materiales que incluso vienen en la mayoría de equipos con Windows, por lo que al principio no se requerirá muchos programas.Incluso en internet se puede encontrar un sin fin de material que puede utilizar, así como guías de plataformas que brindan un sistema completo el cual solo se necesita algo de intuición para poder configurar, como es el caso del CMS WordPress.También es importante conocer un poco sobre servidores necesarios para alojar una web, que en internet podemos encontrar desde un plan básico de alojamiento web hasta un VPs hosting.

¿Qué es un VPS Hosting?

VPS Hosting o servidor privado virtual, es un servicio de alojamiento web que requerirás si estás usando un plan de alojamiento compartido, o plan de alojamiento web básico. Lo que ofrece un VPS Hosting es un ambiente parcialmente aislado, además que te da un mejor control y una mayor capacidad de hacer cosas más avanzadas con tu página web. El VPS Hosting se divide en contenedores y este tipo de servidores están menos expuestos a cualquier riesgo.Para que podamos entender lo que es un VPS Hosting, primero debemos saber lo que es un servidor dedicado.Un servidor web ofrece privacidad, seguridad y los recursos dedicados, con este tipo de alojamiento web no tendrás la necesidad de compartir tu espacio y competir con otros sitios web por el ancho de banda, velocidad o el espacio de almacenamiento.Con un VPS Hosting la situación es muy similar, aunque todavía sigues compartiendo el servidor físico con otros editores, pero cuentas con un poco de ese espacio privado dentro de un espacio compartido.

¿Porque utilizar un VPS hosting?

Lo importante de utilizar un VPS Hosting es que el servidor puede dividirse en varios servidores virtuales más pequeños, administrando a cada uno con un poco de memoria RAM y espacio del disco duro.Al adquirir este tipo de servidor virtual, disfrutarás de una experiencia más aislada, no te verás en la obligación de compartir tu servidor virtual con otros clientes, pero no debes olvidar que aun compartes algunas cosas con los clientes del servicio de alojamiento web.El VPS Hosting es el tipo de servidor o alojamiento web adecuado para las pequeñas empresas que no desean compartir su servidor con otros y que están dispuestos a pagar por ello.

VPS Hosting ventajas y desventajas

El VPS hosting es un servicio de alojamiento web que como todo en la vida, tiene sus ventajas y:El VPS hosting puede ser configurado en unos cuantos minutos. El VPS hosting es mucho más fiable que un plan básico de alojamiento compartido, con el VPS tu sitio web no se verá afectado por algún cliente ya que este acaparando los recursos. El VPS Hosting te brinda mayor acceso a la configuración del servidor, pues tu mismo podrías controlar la configuración, así mismo puedes crear y eliminar sitios web de tu VPS Hosting cuando desees. Cada sitio puede contar con un propio panel de control Cada sitio puede tener su propio panel de control El software puede ser instalado y modificado Es más seguro. Otra de las ventajas de VPS es la posibilidad de personalizar tu sistema operativo, algo que se puede hacer con un servidor dedicado, también, pero no con alojamiento compartido.Hay algunas desventajas VPS:Necesitas saber un poco más sobre la administración del servidor. El costo es algo elevado. Un VPS no administrado puede parecer una opción barata, pero si no sabe lo que estás haciendo, la fijación de un fallo sale caro. La elección de un plan puede ser complicada.

No comments.

Leave a Reply