El monitor en discapacidad física y el manejo de la silla de ruedas

Discapacidad 14 Feb 2011 // Consejos prácticos



El monitor en discapacidad física y el manejo de la silla de ruedas

Las personas con discapacidad física tienen diversas necesidades, esto varia según el tipo de discapacidad o limitación funcional a las que se enfrenten, entre la discapacidad física, la silla de ruedas es utilizada para desplazar a la persona que lo necesite.

Es necesario seguir algunos consejos sobre el manejo y los tipos de sillas de ruedas y como escogerlas en función de las necesidades y la morfología de la persona con discapacidad

Para que un buen monitor en discapacidad física y orgánica, pueda desarrollar bien su colaboración debe, de estar seguro del manejo de las ayudas técnicas que están al alcance de las personas con discapacidad.

discapacidad

Partes de una silla de ruedas:

  • Asiento
  • Respaldo
  • Reposapiés
  • Reposabrazos
  • Reposapiernas
  • Mangos de empuje
  • Ruedas delantera giratorias
  • Ruedas traseras propulsoras
  • Aros propulsores
  • Barras de cruceta
  • Barras de inclinación
  • Frenos de estacionamiento

Cómo plegar una silla de ruedas

Quitar el cojín del asientoLevantar el reposapiés y reposapiernas, o retirarlos según el caso.

Tomar el asiento por la mitad o por sus extremos laterales.

Ello dará como resultado que la silla quede plegada.

Cómo abrir una silla de ruedas

Para abrir una silla de ruedas, no empezar por las empuñaduras sino por los brazos de la silla, y apoyar las palmas en los dos lados del asiento. Atención: Poner los dedos medio vueltos a fin de no pillárserlos.

No levantar nunca una silla, plegada o no, por los brazos o los reposapiernas. Se caerá de las manos.

Cómo colocar una silla de ruedas en un coche

  • Quitar el reposapiés y el reposapiernas, si son desmontables.
  • Soltar los frenos.
  • Colocar la silla de ruedas, previamente plegada, paralelamente al maletero.
  • Agarrar la silla. Los brazos harán el oficio de elevador.
  • Doblar las rodillas y las caderas manteniendo recta la espalda.
  • Levantar la silla y colocarla al borde del maletero.
  • Introducir en primer lugar las ruedas grandes en el maletero.

Como movilizar a un paciente con discapacidad física

Cómo bajar el escalón de la acera

  • Inclinar la silla, empujando con el pie una de las barras de apoyo.
  • Empujar suavemente la silla hasta el borde del escalón.
  • Bajar sobre las dos ruedas grandes.
  • Apoyar con suavidad las dos ruedas pequeñas cuando el escalón esté franqueado.

SIEMPRE:

Inclinar la silla hacía atrás hasta que se encuentre en equilibrio.
Bajar el peldaño perpendicular a él.
Si las ruedas grandes están delante bajar el peldaño de espaldas.

Cómo subir el escalón de una acera

Colocar la silla perpendicularmente a la acera.
Apoyar el pie sobre una de las barras de apoyo para bascular la silla hacia atrás y levantar así las ruedas pequeñas.
Colocar las ruedas pequeñas sobre la acera.
Hacer subir la silla levantando las ruedas grandes traseras, rozando la acera.
Empujar la silla sobre la acera.

Para bajar escaleras

  • Bascular la silla hacía atrás.
  • Avanzar las ruedas grandes sobre el borde del escalón.
  • Hacer bajar la silla suavemente sobre cada uno de los escalones.

Emplear el cuerpo como contrapeso al de la silla y su ocupante.

No arriesgarse a bajar ningún escalón, si no se está seguro de tener la fuerza suficiente para controlar la maniobra, sobre todo si las escaleras son altas y estrechas.

Para subir algunas escaleras

  • Las manos de la persona con discapacidad no deben estar en las ruedas Inclinar la silla hacía atrás.
  • Colocar las dos ruedas grandes traseras contra el borde del escalón.
  • Agarrar firmemente las empuñaduras.
  • Colocar un pie en el primer escalón y otro en el segundo.
  • Extender la silla sobre el primer escalón. El peso del que ayuda debe servir de contrapeso al de la silla y su ocupante.
  • Subir el segundo pie en el segundo escalón. Darse un respiro entre escalón y escalón.

Son indispensables dos ayudas si:

o Si las ruedas grandes están colocadas delante.
o Si la persona que va sentada en la silla tiene un peso considerable.

La segunda y la tercera ayuda, si es posible, se colocan lateralmente para ayudar a subir la silla. Agarrar la silla con una mano por el prolongamiento superior de las ruedas pequeñas delanteras, manteniendo inclinada la silla sin levantarla.

Agarrar siempre la silla por las partes estables de la misma.

No levantar la silla nunca por los brazos ni por los reposapiés.

Si la persona con discapacidad no es autónoma

  • Intentar conocer el método que mejor le conviene, dejando que indique él mismo las maniobras.
  • Ante todo colocar la silla en buena posición.

Para levantarla sólo o entre dos:

  • Si las piernas y los hombros tienen fuerza suficiente:
  • No apoyarse nunca en el reposapiés, para evitar que se incline hacia delante.Colocar el brazo derecho o izquierdo bajo la axila de delante hacia atrás.
  • Colocar el brazo en la espalda lo más abajo posible, a fin de procurarle buen soporte y ayudarle a que sus caderas permanezcan rectas.Ajustar sus pies con vuestro pie, sus rodillas con vuestras rodillas.
  • Ayudarle a levantarle.

Lo que sí y lo que no debe hacerse al movilizar a una persona con discapacidad

  • Recordar que la persona con discapacidad dirá como maniobrar la silla.
  • Tomar nota de sus deseos para moverlo. No zarandearle.
  • Colocar la silla correctamente antes de transportarlo y bloquear siempre los frenos.
  • Comprobar la postura de los brazos y las piernas. Puede tener trastornossensitivos, y, en ese caso, no darse cuenta de los golpes, las heridas, lasquemaduras, etc.
  • Vigilar que los vestidos, cojines, mantas, etc, estén bién ajustados, para que no se enganchen en las ruedas.
  • No olvidar que la persona con discapacidad puede sufrir o molestarse, si se manipula mal su silla de ruedas.
  • Recordar que puede tener dificultad en responder ante una pregunta
  • determinada, dejarle tiempo para expresarse.
  • Ser discreto. No preguntar sobre el origen o las causas de la minusvalía, si se observa que puede sentirse molesto.
  • No empujar demasiado deprisa la silla de ruedas, ni girarla bruscamente sin
  • advertirle de la maniobra.
  • No olvidar que puede sentirse ignorado o relegado si se conversa con otra persona fuera del alcance de su vista.
  • No levantar la silla por los brazos, podría causarse un accidente. Tener en cuenta a los demás peatones a la hora de manejar la silla.
  • En la ciudad atravesar por donde haya señales de tráfico. Avisarle siempre de la maniobra.
  • En terreno desigual se empujará más fácilmente la silla inclinándola sobre ruedas grandes.
  • Inclinarle siempre para evitar las caídas de la silla de ruedas.

Discapacidad –  Lesión medular


Deja tu comentario