Click en el cuadrado de abajo para ver el video

Para poder ver el video tendrás que esperar 15 segundos después de hacer click en la parte de arriba.



































































































































Discapacidad y superación el violinista de una mano

Discapacidad y superación el violinista de una mano. Adrian Anantawan es un joven canadiense que ha superado la barrera de los prejuicios y dificultades, el nos demuestra que el no puedo no existe, pues si deseas algo tienes que luchar para conseguirlo, sin importar lo utópico que parezca, lo duro que resulte, si sigues tus deseos inevitablemente llegarás a donde deseas.

Adrian Anantawan nació sin la mano derecha, desde pequeño supo que deseaba para su vida, quería ser un gran violinista, empezó a aprender a tocar este hermoso instrumento a los nueve años y al poco tiempo logró convertirse en uno de los miembros más jóvenes de la Joven Orquesta Nacional de Canadá.

Anantawan ha ganado una serie de premios de música y recibido numerosos reconocimientos, conozcamos un poco más de la historia de este prometedor músico.

Discapacidad y superación el violinista de una mano

Discapacidad y superación el violinista de una mano

Violinista con una sola mano ayuda a otros discapacitados a expresarse musicalmente

El joven artista apoya su pera en el violín y comienza a tocar. Un silencio se apodera de la enorme sala musical y los pocos espectadores presentes dirigen sus miradas a un escenario casi vacío. La melodía fluye por el lugar y algunas otras personas ingresan a la sala para escucharlo.

A veces cierra sus ojos al tocar, como si la música se apoderara de él. Y si los asistentes hicieran lo mismo, nunca sabrían que al violinista que se presenta ante ellos le falta la mano derecha. Sería lo apropiado, claro, ya que Adrian Anantawan prefiere ser juzgado por lo que oye la audiencia y no por lo que ve.

Anantawan, de 28 años, es un joven violinista reconocido mundialmente. Se ha presentado en la Casa Blanca y en los Juegos Olímpicos de Invierno en Vancouver y ante personajes como el papa Juan Pablo II, Christopher Reeve y, hace poco, el Dalai Lama, durante un recital privado en la universidad MIT. Anantawan tocó una pieza de Bach y al finalizar, el líder del Tíbet se le acercó.

“Colocó sus manos junto a las mías y nuestras frentes se tocaron por unos seis o siete segundos”, dijo Anantawan. “Y allí me encuentro pensando: ‘Por Dios, ¿adónde me han llevado este instrumento y esta música?’. Me siento enormemente bendecido de haber vivido experiencias como aquella”, agregó.

Anantawan tiene un muñón atrofiado, una discapacidad que lo acompaña desde que nació. Los médicos creen que el cordón umbilical se enredó alrededor de su mano en el útero, cortando la circulación de la sangre y evitando que se desarrollara correctamente. Para compensar, utiliza una simple prótesis con la que sostiene el arco de su violín.
En los últimos años, Anantawan ha dedicado sus esfuerzos al desarrollo de tecnología adaptada para ayudar a jóvenes músicos a superar distintos tipos de discapacidades. Impulsándolos a crear música, cree que esta tecnología, que varía desde simples prótesis hasta sofisticados programas informáticos, puede ayudar a “revelar la humanidad interna” de jóvenes discapacitados que no logran expresarse de otra forma.
“La accesibilidad no es caridad”, dijo Adrian en una charla TED en Boston hace unos meses. “Es una de las formas para que los niños descubran este mundo y también tengan la posibilidad de crear otros”, señaló.

Una camino distinto

De raíces chinas y tailandesas, Anantawan creció en Toronto. Con una sola mano, varias logros de la infancia, como atarse los zapatos, sacar punta a un lápiz o andar en bicicleta, fueron difíciles para él y sus compañeros lo hicieron sentirse diferente.
“Crecer sin un brazo hoy puede parecer trivial, pero estando en primer o segundo grado, los niños pueden excluirte de varias formas”, dijo durante una entrevista en otoño durante la conferencia anual PopTech en Maine.

Cuando tenía nueve años, sus padres decidieron que debía aprender a tocar un instrumento. Sin dotes para el canto y descartando varias opciones, su madre eligió el violín.

Sus padres llevaron el instrumento a un centro de rehabilitación donde colocan prótesis para niños discapacitados. Luego de unos meses, los ingenieros de la institución produjeron un dispositivo personalizado hecho con yeso, aluminio y velcro. Dieciocho años después, continúa utilizando la misma prótesis.
Para un niño con una mano, la música se convirtió en una ventana a la igualdad. De pronto, podía hacer algo como sus compañeros.

“Tenía esta adaptación y se veía algo distinto. Pero lo que salía de acá, en términos del sonido, era exactamente el mismo que el de ellos. Todos estábamos tratando de hacer música juntos”, recordó Antantawan. “La música era mi manera de mostrarle al mundo quién era. Era muy tímido y no hablaba mucho, por lo que el instrumento y la música me permitieron salir de mi caparazón”.

Hoy, el currículum de Anantawan impresiona. Se graduó del prestigioso Instituto de Música Curtis en Filadelfia y realizó un máster en Yale. Pasó también dos veranos bajo la tutela de su ídolo de la infancia, el renombrado violinista Itzhak Perlman, en Shelter Island, Nueva York.
Para Anantawan, la clave para crear música es mezclar la técnica con la expresión personal y así producir algo genuino y único.
“Estás pensando en lo que quieres expresar y tu cuerpo encuentra la manera de hacerlo. Eso le pasa a todos”, dijo. “Pero en mi caso es más explícito. He tenido que pensar mucho, pues no hay un manual que enseñe a tocar con una mano”, declaró el músico.

Muchos, como él, creen que su discapacidad le permite lograr un sonido único. Con un brazo más corto que la mayoría de las personas, mueve el arco del violín en ángulos inusuales y no en forma perpendicular como casi todos los violinistas.

Pero que carezca de mano derecha no ha limitado su capacidad de tocar en un nivel extraordinario. “Por lo que veo, no hay música que no pueda tocar”, dijo el profesor Lee Bartel, vicedecano de la Universidad de Toronto y también violinista. “No tiene ninguna limitación y está totalmente adaptado”, agregó.

Bartel lo ha escuchado tocar un repertorio extenso en varios contextos distintos y se ríe de quienes piensan que es musicalmente reconocido porque la gente le tiene lástima.
“No hay dudas de que tiene muchísimo talento. Es una estrella”, sentenció el académico.

Solidario

Con un lugar asegurado en el mundo de la música clásica, Anantawan ahora quiere concentrarse en ayudar a otros como él.
Una de sus inspiraciones surgió de una visita hace años al hospital de rehabilitación Holland Bloorview que diseño su prótesis. Allí descubrió un dispositivo, llamado Virtual Music Instrument, que traduce el movimiento en sonido.
Como un videojuego que responde al movimiento, el instrumento utiliza una cámara montada sobre una pantalla de computadora que captura los gestos de la persona. El software está diseñado para emitir sonidos pregrabados cuando la persona mueve la mano o gira su cabeza, activando unos símbolos en la pantalla.

Intrigado por lo que había visto, Anantawan aplicó para una beca en Yale y reunió a un equipo de médicos, músicos, terapistas y educadores para explorar el potencial del dispositivo. Empezó a trabajar con un joven músico llamado Eric Wan que se había visto obligado a dejar de tocar el violín cuando sufrió la parálisis desde el cuello hasta abajo. El proyecto concluyó con Wan utilizando el Virtual Music Instrument, guiándolo con los movimientos de su cabeza, para tocar una pieza de Pachelbel en un concierto de 2011 con la orquesta de cámara de Montreal.

Anantawan vuelve siempre al hospital a ofrecer conciertos y hablar con jóvenes pacientes. Para romper el hielo, siempre pasa su prótesis para que todos puedan verla de cerca.
“El silencio es absoluto cuando los niños lo ven tocar”, dijo Tom Chau, vicepresidente de investigación en Holland Bloorview. “Es un modelo de inspiración para ellos”, señaló.
Y no son solo niños los que admiran a Anantawan. Una vez se le acercó un veterano de la guerra de Irak que había perdido un brazo. Tras ver a Anantawan en un video en Internet, el hombre improvisó una prótesis similar y empezó a tocar el violín.

“En la mayoría de estas historias, lo importante no pasa por la técnica o la tecnología, sino por el deseo de vivir de manera auténtica y creativa”, indicó Anantawan, que también realizó estudios de posgrado en Harvard. “Que tu ejemplo haya cambiado alguna vida, que la haya mejorado, me alegra enormemente”, dijo el artista.
Anantawan dice que su mayor felicidad pasa por tocar su instrumento y ayudar a los niños. Lo satisface profundamente poder abrirles posibilidades y ayudarlos a que escuchen su propia voz.

“Creo que ellos me han dado mucho más a mí de lo que yo les he dado a ellos”, sentenció Anantawan.

Más historias de  discapacidad y superación




Sobre el Autor


maco2Mac Perez Lopez
Gmail
@disca_online

VPS Hosting y desarrollo web, una buena opción de ingresos para discapacitados

VPS Hosting y desarrollo web, una buena opción de ingresos para discapacitados. En la actualidad, conseguir un empleo es muy complicado, en especial para las personas que viven con alguna discapacidad, publicidades de que las personas con discapacidad se integren al mundo laboral ha aumentado.
Una buena opción para comenzar a generar ingresos es el desarrollo web, ya que la persona puede desempeñar esta labor desde la comodidad de su hogar, pero lógicamente para ello primero deberá capacitarse, para esto realmente se necesitan algunos pocos materiales que incluso vienen en la mayoría de equipos con Windows, por lo que al principio no se requerirá muchos programas.Incluso en internet se puede encontrar un sin fin de material que puede utilizar, así como guías de plataformas que brindan un sistema completo el cual solo se necesita algo de intuición para poder configurar, como es el caso del CMS WordPress.También es importante conocer un poco sobre servidores necesarios para alojar una web, que en internet podemos encontrar desde un plan básico de alojamiento web hasta un VPs hosting.

¿Qué es un VPS Hosting?

VPS Hosting o servidor privado virtual, es un servicio de alojamiento web que requerirás si estás usando un plan de alojamiento compartido, o plan de alojamiento web básico. Lo que ofrece un VPS Hosting es un ambiente parcialmente aislado, además que te da un mejor control y una mayor capacidad de hacer cosas más avanzadas con tu página web. El VPS Hosting se divide en contenedores y este tipo de servidores están menos expuestos a cualquier riesgo.Para que podamos entender lo que es un VPS Hosting, primero debemos saber lo que es un servidor dedicado.Un servidor web ofrece privacidad, seguridad y los recursos dedicados, con este tipo de alojamiento web no tendrás la necesidad de compartir tu espacio y competir con otros sitios web por el ancho de banda, velocidad o el espacio de almacenamiento.Con un VPS Hosting la situación es muy similar, aunque todavía sigues compartiendo el servidor físico con otros editores, pero cuentas con un poco de ese espacio privado dentro de un espacio compartido.

¿Porque utilizar un VPS hosting?

Lo importante de utilizar un VPS Hosting es que el servidor puede dividirse en varios servidores virtuales más pequeños, administrando a cada uno con un poco de memoria RAM y espacio del disco duro.Al adquirir este tipo de servidor virtual, disfrutarás de una experiencia más aislada, no te verás en la obligación de compartir tu servidor virtual con otros clientes, pero no debes olvidar que aun compartes algunas cosas con los clientes del servicio de alojamiento web.El VPS Hosting es el tipo de servidor o alojamiento web adecuado para las pequeñas empresas que no desean compartir su servidor con otros y que están dispuestos a pagar por ello.

VPS Hosting ventajas y desventajas

El VPS hosting es un servicio de alojamiento web que como todo en la vida, tiene sus ventajas y:El VPS hosting puede ser configurado en unos cuantos minutos. El VPS hosting es mucho más fiable que un plan básico de alojamiento compartido, con el VPS tu sitio web no se verá afectado por algún cliente ya que este acaparando los recursos. El VPS Hosting te brinda mayor acceso a la configuración del servidor, pues tu mismo podrías controlar la configuración, así mismo puedes crear y eliminar sitios web de tu VPS Hosting cuando desees. Cada sitio puede contar con un propio panel de control Cada sitio puede tener su propio panel de control El software puede ser instalado y modificado Es más seguro. Otra de las ventajas de VPS es la posibilidad de personalizar tu sistema operativo, algo que se puede hacer con un servidor dedicado, también, pero no con alojamiento compartido.Hay algunas desventajas VPS:Necesitas saber un poco más sobre la administración del servidor. El costo es algo elevado. Un VPS no administrado puede parecer una opción barata, pero si no sabe lo que estás haciendo, la fijación de un fallo sale caro. La elección de un plan puede ser complicada.

No comments.

Leave a Reply