Joven con discapacidad intelectual asciende el Mont Blanc

Primera persona con discapacidad intelectual en ascender el Mont Blanc

Su nombre es Joanna Carreras y es la primera persona con discapacidad intelectual en ascender el Mont Blanc, una cumbre de unos 4.800 metros de altitud, esta expedición inició el domingo 10 de julio , rumbo a los Alpes Franceses, desde comenzaron a ascender el pico más alto el sábado 16 de julio.

Esta expedición parte de la iniciativa del grupo Montañeros sin Fronteras y la Fundación Síndrome de Down de Madrid (FSDM) con el apoyo del Grupo Avintia, el cual colabora con ambas entidades dentro de su programa de RSC, con la finalidad de contribuir activamente y de forma voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental por parte de la compañía y de sus miembros para mejorar así nuestro entorno y la sociedad que nos rodea.
También está apoyada por el Consejo Superior de Deportes, con la participación de cinco miembros del Equipo de Alta Montaña de Montañeros sin Barreras, cuatro deportistas con distintas discapacidades, cuatro miembros de la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales del Ejército, un médico, un cámara de altura; y guías del Grupo Militar de Alta Montaña de Jaca.

El equipo está dirigido por el alpinista granadino con discapacidad, Miguel Ángel Gavilán, y está compuesto por la joven madrileña con discapacidad intelectual, Joanna Carreras; el invidente burgalés, Ricardo García; el sevillano José Antonio Bellido; y el alpinista castellano, Pablo Blanco.
Joanna Carreras ha sido sometida durante los últimos 6 meses a un exhaustivo entrenamiento tanto físico como técnico por parte de los guías del Equipo de Alta Montaña, capitaneado por Gavilán, quien ya atesora en su trayectoria profesional otras ascensiones exitosas al Mont Blanc y otras montañas de más de 7.000 metros con otros deportistas con discapacidad, aunque es la primera vez que afronta el reto con una deportista con discapacidad intelectual.
Este equipo de deportistas con capacidades diferentes se enfrenta a uno de los mayores retos que pueden afrontar hoy en día un montañero. Subir el Mont Blanc no es una actividad de alpinismo acrobático, pero si es una dura prueba en la que tendrá que superar muros de hielo, grietas glaciares, muchos metros de desnivel, los efectos del Mal de Altura y una climatología adversa en muchas ocasiones.
La ruta elegida para la ascensión al Mont Blanc es la denominada “de los cuatromiles”, ya que el itinerario recorre otros dos “cuatromiles” antes de llegar a la cumbre de este coloso alpino. La fecha de regreso de la expedición está programada para el próximo 18 de julio.
Montañeros sin Barreras es un club de Montaña y Naturaleza para discapacitados con actividades sociales en Aragón, Andalucía, Cataluña y Comunidad de Madrid. El principal objetivo del club es la integración deportivo-social de cualquier deportista con discapacidad al mundo de la montaña y el entorno natural.

Ascensión fue un éxito pero debido a las condiciones climáticas no se logró llegar a la cima

La ascensión de los dos grupos fue un éxito a pesar de las adversas condiciones climatológicas que hicieron que la ruta de los cuatro miles se realizase.

El Grupo Militar de Alta Montaña de Jaca acompañó a los alpinistas con discapacidad en un segundo intento. Los contratiempos meteorológicos impidieron a los deportistas Ricardo García (invidente) y la debutante Joanna Carreras completar la ascensión en su totalidad. Estaba previsto también realizar la ascensión al monte Cervino (Suiza), la cual queda aplazada debido a las malas condiciones de la montaña y de la pésima previsión meteorológica a medio plazo, por lo que el grupo se trasladará a los Pirineos centrales para continuar con las actividades de sus deportistas y la tecnificación de sus guías bajo la dirección de los miembros del Grupo Militar de Alta Montaña, informa el Ministerio de Defensa en un comunicado.

Fuente: Solidaridad Digital

Más historias de  discapacidad y superación

No comments.

Leave a Reply