Polio: Secuelas de la enfermedad






La Polio o poliomielitis

Desde hace unos años los hospitales han abierto secciones de atención medica para los pacientes que sufren poliomielitis . Se están buscando nuevos tratamientos para aliviar los síntomas de esta enfermedad. Aun no se ha encontrado la cura. Todo estos esfuerzos se están realizando para brindarles a los pacientes una mejor calidad de vida .la información está basada en el SIERE (sistema de información de enfermedades raras).

La enfermedad fue descubierta por primera vez, en 1875, por Jean Martin Charcot , en un hombre con parálisis creciente, que había padecido poliomielitis en su infancia. Actualmente se le conoce como síndrome post polio.

El síndrome post polio es una enfermedad neurológica rara incluida dentro del grupo de las enfermedades de la motoneurona secundarias a una infección.

Características de la Polio

Se caracteriza por fatiga, debilidad muscular progresiva con pérdida de función y dolor y que aparece exclusivamente en pacientes que fueron infectados por el virus de la polio entre treinta o cuarenta años antes.

En la actualidad se calcula que en España existen unas 300.000 personas con secuelas de polio.

El síndrome post polio ocurre en un 20-80% de las personas que fueron afectadas por la polio, es más frecuente en las mujeres y existe una relación directa entre el riesgo de padecer este síndrome y el grado de severidad de las secuelas de la polio.

Durante la infección por el virus de la polio muchas de las neuronas de las astas anteriores de médula espinal son dañadas o destruidas, otras sobreviven a la polio y asumen la función de las neuronas lesionadas; de esta forma el paciente recupera el control de sus músculos a costa de una hiperfunción de las células supervivientes.

Al cabo de un periodo de entre treinta y cuarenta años o incluso más, estas neuronas sobrecargadas comienzan a fallar dando lugar a la aparición de la enfermedad.

El restablecimiento de la función neuronal puede ocurrir por segunda vez en algunas fibras pero, con el tiempo, los terminales nerviosos se destruyen y la enfermedad se hace permanente.

Evolución de las neuronas

Algunos autores señalan también la importancia del proceso normal de envejecimiento que, por sí solo, causa una disminución del número de neuronas con la consiguiente debilidad muscular. Este proceso contribuye a aumentar los síntomas del síndrome post polio. No se han encontrado evidencias de que el síndrome se deba a una reactivación del virus.

El síndrome post polio

Puede desencadenarse tras una caída, un período de reposo prolongado, un accidente leve, o con la aparición de otras enfermedades.

Clínicamente se manifiesta como una debilidad muscular progresiva, atrofia de las extremidades, de la musculatura de inervación bulbar y de los músculos respiratorios, combinados con fatigabilidad, disminución de la resistencia al esfuerzo artromialgias y astenia.

Otro tipo de manifestaciones más tardías pueden ser:

Dificultad para tragar, problemas respiratorios, alteraciones del habla y síntomas de tipo psicológico como ansiedad, depresión, insomnio y alteraciones en la capacidad de concentración y memoria. Todo ello conlleva una gran limitación para realizar las actividades cotidianas, lo que hace que estos pacientes tiendan a ganar peso.

El proceso está marcado por una evolución en brotes y la gravedad del síndrome depende de la gravedad del proceso inicial de poliomielitis: los pacientes que padecieron una poliomielitis leve tendrán síntomas mínimos si padecen el síndrome post poliomielítico, mientras que aquellos que fueron más severamente afectados por el virus tendrán un síndrome post polio más agudo con mayor perdida de la función muscular.

Diagnóstico

El diagnóstico es clínico y se basa en los antecedentes de polio, un examen neurológico y una serie de pruebas complementarias encaminadas a descartar otras posibles causas de enfermedad.

Se debe evaluar además la perdida de fuerza del paciente a lo largo del tiempo. Para ello se utilizan resonancia magnética nuclear, biopsia muscular, estudios electrofisiológicos y análisis del líquido cefalorraquídeo.

Generalmente el síndrome post polio no pone en peligro la vida, salvo en aquellos pacientes que experimentan un deterioro respiratorio agudo.

Tratamiento

No existe tratamiento curativo, aunque algunos estudios sugieren que la piridostigmina ayuda a revertir la debilidad y la fatiga muscular en algunos pacientes.

El tratamiento hoy en día va encaminado a paliar los síntomas.

  • Un programa de ejercicios especial puede contribuir a aumentar la fuerza y mejorar el funcionamiento de los músculos, pero el ejercicio excesivo puede ser contraproducente.
  • Recientemente se ha demostrado la eficacia del uso de imanes para el tratamiento del dolor que aparece en estos pacientes
  • Y además se utilizan tratamientos convencionales como la terapia física, tirantes de apoyo o aparatos ortopédicos, relajantes musculares, antiinflamatorios y otras medicaciones.

Siempre habrá que tener en cuenta que el tratamiento de otras enfermedades asociadas como la artritis puede ayudar a reducir o eliminar síntomas.

En la actualidad no se han encontrado medidas específicas de prevención y se está experimentando con distintos fármacos neurotransmisores del tipo de la gabapentina.

Se recomienda que los pacientes que hayan padecido polio lleven un régimen de vida especial practicando ejercicio moderado y siguiendo una dieta equilibrada y se sometan a controles médicos periódicos aunque estén asintomáticos.


Sobre el Autor

maco2Mac Perez Lopez
Gmail
@disca_online
Ultimos comentarios

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *