Tenis de mesa adaptado

Discapacidad 24 Aug 2010 // Discapacidad Deporte

Tenis de mesa para personas con discapacidad

El tenis de mesa o ping pong.- Es una de las actividades más importantes dentro de los deportes adaptados, tiene gran acogida entre las personas con discapacidad física y tiene gran poder de integración, puede ser practicado por la mayoría de personas con discapacidad, (tetraplejia, parálisis cerebral, amputaciones, malformaciones severas, polio).

El tenis de mesa no solamente constituye una forma sana de hacer deporte, sino también un excelente medio de educación, ya que conjuga la labor individual con la de equipo, fusionando los valores personales y los colectivos.

La mayor parte de las personas con discapacidad que practican este deporte están integradas en clubes o asociaciones que no distinguen a jugadores con o sin discapacidad, permitiendo alcanzar un nivel de juego altí¬simo.
Además, el tenis de mesa permite a la persona con discapacidad el montaje e instalación del campo de juego, lo que ofrece una autonomí¬a para su práctica que muy pocos deportes permiten. Asimismo, se puede practicar durante todo el año y el coste económico del material no es en absoluto significativo.

Modalidades.- El tenis de mesa se practica en dos modalidades: de pie y en silla de ruedas. Tanto en una como en la otra se sigue el reglamento de la ITTF (Federación Internacional de Tenis de Mesa), con ligeras modificaciones para la modalidad de silla de ruedas: cuando se realiza el saque, la pelota debe salir por la lí¬nea de fondo y no por los laterales; en los juegos de dobles, en cuanto se ha realizado el saque y la devolución es correcta, cualquier jugador puede golpear la pelota; además, un jugador puede apoyarse en la mesa para mantener el equilibrio, siempre y cuando no la mueva.


Medidas de la mesa
.- Las dimensiones de la mesa de juego son las mismas que las que se utilizan en el tenis de mesa tradicional: 2,74 m de longitud y 1,525 m de anchura, situada en un plano horizontal de 76 cm del suelo con un Área de juego de, como mínimo, 14 m de largo, 7 m de ancho y 5 m de altura delimitada por vallas de 75 cm de alto.

Debido a su gran complejidad, el deporte adaptado para personas con discapacidad intenta agrupar a deportistas con deficiencias similares, con el objeto de que al competir no exista ningún tipo de desventajas.

En el tenis de mesa, las deficiencias físicas se agrupan en torno a cinco federaciones: lesiones medulares (ISMWGF), polios, amputaciones, parálisis cerebral (CP-ISRA) y otras deficiencias (ISOD).

Ver más sobre Discapacidad y Deporte

Deja tu comentario

Bono de desarrollo humano, bono de desarrollo, bono de desarrollo ecuador, discapacidad, discapacitados, paralisis cerebral, sindrome de Asperger, autismo, sindrome de Down